Advierten las “graves consecuencias” que generan los incendios de pastizales

El cielo de Formosa volvió a verse teñido de gris por el humo producto de los incendios de pastizales que tienen lugar en diferentes zonas del territorio en los últimos días.

“Es lamentable e inentendible la situación por varios factores: primero está la mano del hombre, que es uno de los elementos que genera este tipo de inconvenientes, ya que se calcula que en un 95% de los incendios que se originan en los diferentes campos son producidos por la mano de las personas”, manifestó en declaraciones a AGENFOR el licenciado Héctor Machado, coordinador del Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Héctor Machado

Aclaró que “eso no quiere decir que todos estos incendios sean intencionales o dolosos, ya que algunos son culposos, por imprudencia o desobediencia a normativas vigentes”, como por ejemplo arrojar desde un vehículo una colilla de cigarrillo, puesto que ello “primero genera un pequeño fuego que después se vuelve incontrolable”.

Otro factor es la sequía que “se viene arrastrando desde el año pasado, ya que hemos tenido escasas precipitaciones y casi nulas en determinadas zonas”, marcando que “no estamos hablando sólo de una provincia, sino a nivel regional y también nacional”.

“Todos estos inconvenientes, más la idiosincrasia de nuestra población rural sobre todo, en la creencia de que quemando un pasto con el rebrote del mismo le traerá una buena alimentación a sus animales, lo cual no es así, generan esta cantidad de incendios en nuestra provincia y la región, quemándose importantes superficies”, alertó.

Desesperación en el campo. PH Jorge Miño

Ante este cuadro preocupante, acentuó que “se está trabajando en nuestra provincia, desde los distintos destacamentos que tiene el Cuerpo de Bomberos de la Policía Provincial, que posee una estructura organizada”, mencionando también a los Municipios y las Comisiones de Fomento, que “ponen a disposición los camiones cisterna y los equipos que pudieran tener”.

Hizo notar que las quemazones “significan un gran problema por las graves consecuencias que acarrean”, relatando que “ahora estuve varios días en diferentes lugares del territorio y realmente es penoso ver las pérdidas que se producen en la vegetación, de animales, bienes personales, etcétera, y ni hablar de lesiones o vidas humanas”.

Consecuencias

AGENFOR accedió a reportes desde General Belgrano, donde se produjeron varios focos de incendios.

Por ejemplo, algunos se registraron al norte de la ruta nacional 86, entre las rutas provinciales 22 y 23, y también al sur, cerca de la zona de El Recreo.

En los campos y estancias afectadas se vieron considerables pérdidas en alambrados, postes, balancines, portones, puestos, entre otros.

En ese sentido, para cuantificar el daño, se puede señalar que el valor estimativo de unos 1000 metros de alambrado ronda los $300 mil. Y a ello debe adicionarse el incalculable perjuicio que se le inflige al medio ambiente.

“Los que no conocen lo que es el trabajo en el campo y todo lo que conlleva no tienen en cuenta lo que esto significa”, resaltó Machado, apuntando que los daños por los incendios también se ven en las pérdidas de cosechas, pasturas, especies forestales, muerte de ganado y otros animales del ecosistema, viviendas, implementos agrícolas y ganaderos, entre otros.

Sumó a esto los inconvenientes en la salud que generan las quemas, ya que el humo puede lastimar los ojos, irritar el aparato respiratorio y agravar las enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

Puntos calientes

Hizo notar Machado que “sólo este lunes en nuestra provincia tuvimos casi 1200 puntos calientes, los cuales no son todos incendios rurales y forestales, también están aquellos lugares donde se están haciendo ladrillos o leña para carbón”.

Los mismos “se registraron en las franjas donde tenemos mayores pasturas, principalmente en la capital, los Departamentos Patiño, Pilcomayo, Pilagá, algo del Bermejo y muy poco hacia el extremo oeste, que serían Matacos y Ramón Lista”.

En esa línea, exhortó a la toma de conciencia y a adoptar siempre actitudes responsables para fomentar la prevención. “Es muy difícil enfrentar todos los incendios en forma simultánea, no existe en el mundo ningún elemento que nos permita dar una respuesta en todos los lugares al mismo tiempo”, recalcó.

Pronóstico

Asimismo, consultado por AGENFOR sobre el pronóstico para los próximos días, el meteorólogo de la localidad de Pilar, Paraguay, Jorge Acosta, informó que “seguirán las jornadas bastante calurosas, llegando al día sábado orillando los 40º. Entre 37º a 39º estaría la columna mercurial”.

“Hay una masa de aire bastante cálida sobre la región y está posicionada bastante fuerte con estos vientos del cuadrante noreste. Estamos teniendo ráfagas entre 15 y 35 kilómetros por hora, generando bastantes disturbios, ya que se asocian a las escasas precipitaciones, las impurezas que están en suspensión y el humo de los incendios que se están dando”, precisó el especialista.

Puntualizó que “las lluvias siguen esquivas. Hay un frente frío muy débil, tímido, para el domingo por un cambio por horas nada más de la dirección del viento, pero luego vendrá nuevamente el viento norte sin lluvias”.

Además, comentó que “para el lunes hay una baja probabilidad de precipitación, pero se irá actualizando”, vaticinando que por los datos con los que cuentan “la famosa tormenta de Santa Rosa sería probablemente un frente seco, con muy baja probabilidad de precipitaciones para nuestra región”.

Ruta nacional 81

Respecto de cuándo se producirían las precipitaciones considerables teniendo en cuenta la acuciante situación, respondió: “Seguimos con la señal para octubre. Allí se estarían produciendo los acumulados de lluvias más importantes”.

“A partir de octubre esperamos que se vayan dando esas lluvias que traigan el alivio y que corten esta sequía que estamos teniendo hace ya siete meses en la región”, finalizó.