Formosa, nuevamente libre de COVID-19: “Es un logro de la política sanitaria provincial”

“Desde el primer momento, el gobernador Gildo Insfrán se ha puesto al frente de la lucha contra la pandemia”, se destacó

Con la recuperación de la última paciente, una mujer de 63 años, identificada con el nombre ficticio de Luciana, Formosa recuperó su status sanitario libre de COVID-19.

“Los formoseños tenemos que sentirnos muy contentos y orgullosos porque es un logro de la política sanitaria provincial que tomó a tiempo todas las medidas necesarias para poder tener hoy este resultado”, remarcó en declaraciones a AGENFOR el doctor Samuel Gutiérrez, director del Hospital de Contingencia COVID-19, ubicado en las instalaciones del Interdistrital Evita.

Hizo notar que “esto refleja el plan estratégico que ha tomado el Gobierno provincial y es un logro del gobernador Gildo Insfrán, quien desde el primer momento se ha puesto al frente de la lucha contra la pandemia, presidiendo el Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID-19”.

“Se trata de un plan que se planificó hace mucho tiempo y se adoptaron las medidas necesarias para que hoy Formosa tenga cero casos de pacientes con coronavirus y cero fallecidos”, significó, resaltando que ello también denota que “la red sanitaria provincial dio respuesta a la contingencia”.

En esa línea, subrayó que “ningún personal de la salud ha contraído la enfermedad”, apuntando que “eso se debe al apoyo que hizo el Gobierno de proveer no sólo la parte de equipamiento, las camas de terapia intensiva y para la internación de los moderados, sino que dotó de todos los insumos necesarios para poder atender”.

Marcó que en este aspecto no hubo diferenciación: “El barbijo tan solicitado, que es el N95, lo usó tanto el personal de limpieza como el auxiliar de enfermería, el técnico y el médico”, enfatizó, recalcando que “no hubo divisiones de ningún tipo, los elementos se usaron para todos y todas de igual forma y eso dio como resultado tener cero personal sanitario contagiado”.

Añadió que “eso nos dio también tranquilidad al trabajar, teniendo en cuenta que el miedo genera errores y ansiedad y eso puede llevar a otras consecuencias”.

Apuesta a Formosa

Por su parte, en declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa, la doctora Ana González, médica clínica del Hospital de Contingencia COVID-19, se refirió al caso de Luciana, la última paciente recuperada de coronavirus en Formosa.

“Luciana fue la última y la que medianamente tuvo el tiempo más corto de internación, ya que hubo otros que estuvieron más. Cuando la recibimos, vimos su edad (63 años) y que era una paciente de riesgo, por ser hipertensa”, precisó.

Detalló que en el ingreso de un paciente “tenemos un protocolo de clínica médica que es hacer una radiografía y un laboratorio con parámetros de COVID-19, donde valoramos el estado general de la paciente”, explicando que “cuando vimos que Luciana era hipertensa, se le hizo un electrocardiograma y un control cardiológico para descartar otras patologías asociadas o que se pueda llegar a complicar el cuadro”.

En ese sentido, indicó que “le aplicamos el tratamiento empírico, que son antibióticos porque ella tenía una lesión pulmonar, ya que vino de Buenos Aires con tos. Y fue evolucionando bien”.

A su vez, puso en valor el trabajo de los médicos, enfermeros, psicólogos, terapistas, los que trabajan en los laboratorios, quienes hacen la limpieza y todo el equipo sanitario. “Son personas que apostaron a Formosa y a seguir trabajando, con mucho amor y dedicación”, resaltó la doctora González.

Trabajo en equipo

Asimismo, el doctor Gutiérrez ponderó que, en el marco de la lucha contra la pandemia, Formosa puso en marcha la extracción y la producción de plasma de convalecientes para su utilización en pacientes con cuadros moderados o graves de la enfermedad.

Todo el procedimiento y el almacenamiento son realizados por el sistema público de salud, destacó el profesional.

“Fue realmente impresionante toda la capacitación que se promovió desde el Gobierno provincial para el personal de salud”, marcó, recordando que “desde que recibimos el primer paciente nos concentramos en trabajar y asistir al grupo que está a cargo de la doctora González, porque detrás están enfermeros, auxiliares, técnicos, etcétera, y desde afuera nosotros brindamos el apoyo logístico en todo lo que hace falta”.

Finalmente, la doctora González destacó: “No quiero ser repetitiva, pero realmente se trata de un trabajo en equipo, desde cero, porque esta pandemia fue algo nuevo para todos. Gracias a Dios salió todo bien, pero fue por el trabajo que hicimos en equipo”.