En los próximos días llegarán estudiantes formoseños que viven en Córdoba

El Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 está trabajando en el ingreso a la provincia de estudiantes formoseños que viven en Córdoba, cuyo arribo se espera para los próximos días.

Así lo informó ante una consulta de La Mañana el ministro de Gobierno, Jorge González, quien acusó a “medios locales” de hacer “una campaña para presionarnos para traer gente”, en referencia a las historias de los varados que también este Diario viene dando a conocer.

“Están realizando nuevamente la campaña para presionarnos para traer gente. Algunos medios locales levantan historias épicas. Entendemos la situación de todas las personas que están inscriptas en el programa de ingreso ordenado y administrado; nos estamos comunicando con todas y cada una de ellas”.

 

Detalló que en este momento hay 170 personas en los centros de alojamiento preventivo, 120 hombres y 50 mujeres, pero reiteró su pedido de no tomar con un criterio de hotelería las plazas disponibles, dado que su utilización responde a las necesidades epidemiológicas de la provincia.

En este momento están teniendo “absoluta prioridad” quienes tengan algún problema de salud. “Todos los días están llegando personas que vienen de realizar distintos tipos de tratamiento fuera de la provincia. Pero no olvidemos que la capacidad que tengamos en los centros de alojamiento está sujeta a la dinámica de la situación provincial”, dijo.

 

Criterio epidemiológico

 

Recordó que el martes habían comunicado que había varios casos de transportistas que habían incumplido con el corredor sanitario y que éstos habían tenido contacto con 17 personas, a las que hubo que alojar de manera preventiva en estos centros. Otras tantas plazas se utilizaron para los ingresos irregulares.

González explicó que por la responsabilidad epidemiológica no se pueden mezclar los distintos grupos -ingreso administrado, ingresos irregulares u transportistas en infracción-. Por eso, se necesita contar con suficientes lugares para poder ir ubicando a las personas en el marco de una dinámica que se presenta de manera repentina.

“Entonces, no tenemos que tomar de manera literal la cantidad de lugares ideales que tenemos en nuestros centros de alojamiento preventivo, sino que ésta responde a la dinámica epidemiológica que se presenta día a día”, sintetizó, añadiendo que la metodología del ingreso no está “para hacer sufrir a la gente”.